Para los alumnos con problemas para estudiar///Pour les élèves avec des difficultés pour l' étude

TÉCNICAS DE ESTUDIO:

HÁBITOS DE ESTUDIO:
Tal vez en alguna ocasión te haya asaltado la pregunta: ¿sabré estudiar? Incluso tus padres te pueden haber comentado:<>, <>. Con frecuencia, este problema tiene soluciones más fáciles de lo que imaginamos. Son detalles insignificantes pero que tienen una gran incidencia en tu rendimiento escolar. Pónlos en práctica y comprobarás los resultados.
¿Dónde estudiar?
- En un lugar cómodo, silencioso, bien iluminado y siempre en el mismo, para que asocies ese lugar con estudio-trabajo.- Mesa amplia, donde tengas todo lo necesario, pero solo lo necesario, para esa sesión de estudio.- Silla dura y con respaldo recto en la que puedas sentarte correctamente: pies en el suelo y espalda apoyada en el respaldo de la silla.
¿Cuándo estudiar?
- Siempre debes ponerte a estudiar a la misma hora. El estudiar unos días mucho y otros poco o nada es muy peligroso- Elige para estudiar el momento del día en que te concentres mejor. De 6 a 8 de la tarde suele ser una buena opción.
¿Cómo organizar tu estudio?
- Antes de comenzar a estudiar escribe las asignaturas en las que vas a trabajar y lo que te propones hacer en cada una de ellas. Señala el tiempo que piensas dedicarle a cada tarea.- Comienza a estudiar por lo que te sea mas fácil o interesante. Pasa después a lo más difícil. Deja para el final los ejercicios, trabajos…- Nunca estudias solo con el libro. Siempre con papel y lápiz: subraya, haz resúmenes, esquemas…- Después de una hora de estudio debes descansar 5’10 minutos. Cada dos horas de estudio intenso descansaras 20 minutos.- El tiempo que tienes que estudiar dependerás de tus necesidades y de tu facilidad de asimilación. Pero el tiempo que dediques al estudio debe ser un tiempo activo, entusiasta y con ánimo de lucha.- Dedica cada día un rato al repaso de lo aprendido.- Para preparar bien un examen, es conveniente que repases la materia en varios días; así la asimilarás mejor.

TÉCNICAS DE LECTURA:
La gente no sabe el trabajo que cuesta aprender a leer. He empleado en ello ochenta años y no puedo decir que haya llegado a la meta.>>Estas palabras la dijo Goethe dos años antes de morir.Y es que leer bien no es fácil. Es una actividad intelectual compleja, que requiere un continuo entrenamiento, reflexión y esfuerzo mental.Laín Entralgo define la lectura como: >El lector ha de tener una actitud receptiva, crítica, dialogante… No basta con saber descifrar los signos escritos, conocer las palabras. Leer es entender todo lo que el autor quiere decir. Para ello debes realizar estos procesos intelectuales:a) Reconocer las palabras y su significado.b) Entender el pensamiento del autor.c) Analizar las ideas del autor, contrastándolas con las tuyas.d) Aceptar o rechazar lo leído.
Lo que no debes hacer al leer:
- No debes realizar excesivo número de fijaciones. En cada pausa o fijación debes abarcar varias palabras a la vez.- No debes vocalizar las palabras. La vista es más rápida que los labios. - Tampoco las pronuncies mentalmente.- No debes mover la cabeza para seguir la lectura, mueve los ojos.- No vuelvas atrás porque no te hayas enterado de lo leído(puede hacerse cuando el texto es difícil). Suele deberse a problemas con la mecánica lectora o a falta de atención. Concéntrate y sigue hacia delante.- No sigas las palabras con. el dedo o cualquier otro objeto. Te restará velocidad.
Para conseguir una lectura eficaz:
Cuida y mejora tu velocidad de lectura. La velocidad en la lectura se mide por el número de palabras que lees en un minuto. Naturalmente, el ritmo de la lectura va a depender del tipo de texto que leas. Consideramos una velocidad correcta 350-400 palabras por minuto en lecturas de entretenimiento: novelas. Historias… Para textos que queremos memorizar, unas 250-270 palabras por minuto, y para lecturas mas complicadas, unas 200 palabras por minuto.Te propongo un reto para mejorar tu velocidad lectora: practica la lectura todos los días durante dos meses y por espacio de 15 minutos. Esta práctica la harás con un objetivo claro: mejorar tu velocidad lectora. Velocidad que anotarás todos los días, ya que pedirás a un familiar que te contabilice un minuto, hacia la mitad de la sesión.
Durante este entrenamiento lector vas a tener muy en cuenta:- Visualizar o deslizar los ojos por la parte superior de la palabra. Forzar al máximo la velocidad en la lectura.- Reducir todo lo posible las fijaciones (3 o 4 por línea) y eliminar las regresiones(no vuelvas a leer lo leído).- Captar las ideas, las unidades de pensamiento, no las palabras. Escoger para las primeras sesiones lecturas fáciles, que irás complicando a medida que pasen los días de entrenamiento. Con todo, procurarás ajustar la velocidad a la dificultad del texto.
Cuida tu comprensión lectoraLa finalidad de la lectura es captar lo que leemos. Velocidad y comprensión van íntimamente unidades de tal forma que , casi siempre, ganar en una es mejorar en la otra.Debes cuidar:
- Fijarte en las ideas más que en las palabras. No leas todas las palabras.- Controlar la atención, lo que te ayudará mucho el leer con rapidez. No vocalices.- Estudiar con detenimiento los esquemas, los gráficos, los dibujos, las ilustraciones…- Utilizar el diccionario de forma habitual.

EL ESTUDIO DE UN TEMA:
Haz ejercicios de mentalización positiva. Trata de descubrir los centros de interés de ese tema. Inicia el trabajo con entusiasmo y buena disposición, nunca como quien afronta una pesada carga.
Y, con este ánimo, comienza a trabajar siguiendo estos pasos:1. Lectura rápida de todo el tema. Conseguirás así una visión general.2. Lectura detenida, con la que debes conseguir una comprensión total del tema. Durante esta fase te será muy útil el diccionario. Las dudas que te surjan debes apuntarlas para preguntárselas al profesor.3. Subrayado del tema. Subrayar es escoger, destacar lo fundamental. Subraya con regla y lápiz bicolor: utiliza el rojo para las ideas fundamentales y el azul para las secundarias. Procura subrayar las palabras clave y no frases completas. Conviene que lo subrayado tenga sentido en si mismo.4. Resúmenes del tema. Resumir es escribir, con nuestras palabras y de formas precisa, lo fundamental . Es nuestro propio texto,. Por eso, un resumen ha de tener claridad, sentido en si mismo, estilo y lenguaje personal. Debes evitar que sea demasiado extenso, que sea una mera copia de párrafos sin sentido.5. Memorizar el tema. Una vez que has elaborado tu propio texto al resumir el tema, pasa a aprendértelo, a memorizarlo. Te ayudará mucho, en este proceso de memorización, el trabajar de forma activa:- repite, escribe graba en casete.- forma imágenes mentales con lo que quieras memorizar- relaciona unas ideas con otras.- Asocia lo que quieras memorizar con algo que te sea familiar.6. Haz el esquema de lo estudiado. Para ello ordenaras de formas lógica las ideas fundamentales del tema. Conseguirás una visión de conjunto y que lo estudiado no se te olvide fácilmente. Debes hacerlo después de haberte aprendido la lección7. Programa los repasos del tema. Esta etapa es importante en el estudio, porque te servirá para reforzar y recordar lo estudiado. El primer repaso debes hacerlo dentro de l primera media hora después de haber estudiado el tema. El segundo, al día siguiente. Y el tercero , el día entes del examen.

PARA MEJORAR EN TUS EXÁMENES:
Debes mentalizarte de que los exámenes son beneficiosos para ti.Con el examen te vas a demostrar a ti mismo los logros alcanzados y las carencias que pudieras tener.Sólo así podrás mejorar.Nunca veas en el examen una prueba que te ponen los profesores para <>.
Antes del examen
1 Ten muy claro los temas o materia que abarca ese examen,2 Lleva al día la materia de esa asignatura objeto de examen. No te des un atracón a ultima hora.3 Averigua que temas han sido objeto de exámenes anteriores, al igual que la forma y contenido de las preguntas.4.Fomenta con decisión una profunda confianza en ti mismo. Rechaza categóricamente una actitud de fracaso.5.Intenta dormir bien y suficiente para estar relajado y tranquilo antes del examen (sigue tu descanso habitual con un mínimo de ocho horas).6.Evita cualquier exceso que te provoque agotamiento físico o fatiga mental. Realiza ejercicios de relajación.7.Prepara la noche anterior todo el material que precises para ese examen: reglas, calculadora, diccionario, bolígrafos...
Durante el examen
1.No te precipites en responder.2.Sigue atentamente las orientaciones que te indique el profesor: Tiempo del examen, enfoque de las respuestas, criterios que seguirá en la corrección.3.Administra tu tiempo. Trabaja con rapidez, pero sin precipitación.4.Lee con detenimiento cada pregunta. Asegúrate de que sabes exactamente lo que se te pregunta.5.Hazte un guión-esquema de cada pregunta que comprenda los aspectos esenciales dela respuesta. Así evitaras olvidos y expondrás las ideas, lógica y ordenadamente.6.Responde, primero, a las preguntas que mejor te sepas.7.Sé conciso y preciso, contesta exactamente a lo que se te pregunta, no divagues.8.Muestra lo que sepas con seguridad y oculta inteligentemente lo que no sepas.9.Cuida la redacción, ortografía y presentación externa.10 Revisa detenidamente el examen antes de entregarlo.



LA MEMORIA
Es la capacidad de recordar. La memoria es de una gran importancia para el estudiante. Pero, como todo, hay que utilizarla en su justa medida y hacerlo bien. Y para utilizarla bien vamos a conocerla.Tipos de memoria
a)Auditiva: recuerda con más facilidad lo que oye.b)Visual: recuerda lo que ve, figuras, grabados...c)Olfativa: capacidad de recordar olores, percibidos anteriormente.d)Mecánica: recuerda acciones que se han repetido varias veces.e)Tocar el piano, escribir a máquina.f)Intelectual. Facilidad para recordar conceptos e ideas.g)Inmediata: retiene con rapidez lo que estudia. Con frecuencia no es fiable, pero a veces perdura y esto es una gran suerte, el peligro es creer que sabes lo que has estudiado y te han preguntado tus padres, pero al día siguiente, cuando llega el examen, ya se te ha olvidado.h)Remota: tarda mas en retener. Precisa mas repeticiones. Suele ser más fiable.
Ejercita todos estos tipos de memoria. Así comprobaras el que mejor se adapta a tu estilo, el que predomina en ti. Con todo, es aconsejable que utilices las distintas clases de memoria, ya que se complementan. Cuando más interés pongas y más sentidos apliques, mejor retención conseguirás.
Perfecciona tu memoria
Sé constante. Pon en práctica estas orientaciones y verás cómo mejora tu capacidad para recordar:a)Céntrate: no permitas que se disperse tu atención. Concéntrate en un solo tema cada vez. Mentalízate: quiero aprender.b)Repite: cuantas veces precises. Se activo al estudiar: escribe, graba en casete.c)Imagina: forma imágenes mentales de lo que quieras memorizar.d)Relaciona: unas ideas con otras. Establece esta relación con algo conocido.e)Asocia: la idea que quieras memorizar con algo que te sea familiar o fácil de recordar.f)Confía; en ti mismo, en tu capacidad para recordar.g)Utiliza técnicas de memorización(mnemotécnica): requieres esfuerzo hasta dominar la técnica, pero merece la pena. Las más frecuentes son:1.Para retener una serie de datos, forma con ellos una frase o una pequeña historia.2.Para recordar una lista de palabras, descompón una palabra frase con las sílabas iniciales de cada palabra.3.Aplica a la serie de datos una música conocida.4.El mejor recurso mnemotécnico será el que tu crees para tu propio uso.